T. 967 490 722 info@lens-sport.com
Envíos gratuitos a partir de 99 € Devolución 15 días Pruébate las gafas en casa
All
ESPECIALISTAS EN
 GAFAS DEPORTIVAS GRADUADAS Y SIN GRADUAR

Máscaras para submarinismo o buceo

Recomendamos:

  • Novedades
    ¡Oferta! Máscara de buceo Cressi Air | Gafas para bucear

    Cressi Air Crystal Black

    69,00  58,00 
    -15.9%
    Comprar
  • ¡Oferta! mascara_buceo_cressi_sub_big_eyes_evo_vs1054_black-grey-black.jpg

    Cressi Big Eyes Evo Black

    55,00 198,00 
    -15%
    Comprar
  • ¡Oferta! mascara_buceo_cressi_sub_big_eyes_evo_vs1053_blue_black_crystal.jpg

    Cressi Big Eyes Evo Blue/Black & Crystal

    55,00 198,00 
    -15%
    Comprar
  • Novedades
    ¡Oferta! Máscara de submarinismo Cressi Eyes Evo | Gafas de buceo

    Cressi Eyes Evo Crystal Yellow

    58,00  48,00 
    -17.2%
    Comprar
  • ¡Oferta! mascara_buceo_cressi_sub_focus_vs1060_black.jpg

    Cressi Focus Black

    35,00 179,00 
    -100%
    Comprar
  • ¡Oferta! mascara_buceo_cressi_sub_focus_vs1059_crystal.jpg

    Cressi Focus Crystal

    35,00 179,00 
    -100%
    Comprar

Requerimientos de la disciplina

Hay elementos básicos en el buceo, que toda persona debe tener presente. Contar con una buena máscara para los ojos es tan importante como contar con un excelente equipo de buceo. Ver bien debajo del agua es imprescidible para disfrutar de las maravillas que se esconden en el mar y practicar este deporte con una máscara u otra determinan ver el fondo de una manera u otra.

Desde el punto de vista de la óptica y oftalmología hemos de tener en cuenta que el ojo del ser humano está concebido para que funcione como tal sistema óptico en un medio concreto que es el aire. Cuando cambiamos ese medio, las condiciones físicas y fisiológicas para que se desarrolle la visión también cambian, lo que conlleva a una modificación global de la percepción de un objeto determinado variando la imagen que percibimos en cuanto a la distancia a la que se aprecia, el tamaño ,enfoque y nitidez, color y forma de dicho objeto.

Cuando abordamos el tema de la agudeza visual bajo el agua, debemos tener en cuenta que la luz sufrirá los mismos fenómenos físicos y ópticos que en el medio aéreo pero de diferente manera. Por un lado, cuando la luz llega desde el aire al agua es en parte reflejada y en parte transmitida a través del medio acuático. La luz transmitida sufrirá progresivamente un fenómeno de absorción o retención de parte de la radiación, conforme nos adentramos en aguas más profundas. Además, sabemos que se producirán unos cambios en la refracción debido al diferente índice de refracción entre el medio aéreo y el acuático. Además, la luz transmitida sufrirá a la vez un proceso de dispersión o difracción en mayor o menor grado dependiendo del tipo de agua y turbidez de la misma. La relación estrecha que existe entre la agudeza visual del ser humano con la cantidad de luz hace que, en aguas profundas, donde la luminosidad se ha reducido, también disminuya la agudeza visual.

submarinismoCuando los ojos de una persona se sumergen en el agua, se anula prácticamente el poder refractivo de la córnea dado que la luz pasa de un medio a otro de muy similar índice refractivo. En definitiva, el ojo del ser humano sumergido en el agua se convierte en un ojo hipermétrope de aproximadamente 40D, frente a las 60D ó 65D de un ojo normal en condiciones normales. La potencia dióptrica, pues, debajo del agua se reduce drásticamente.

Para poder restaurar el poder refractivo corneal, debe intercalarse una cámara de aire entre el agua y el ojo. Éste es el principal papel de las gafas de submarinismo, máscaras o lentes subacuáticas.

La imagen formada al mirar un objeto a través de una cámara de aire intercalada entre el ojo y el agua es una imagen virtual de aproximadamente un tamaño 4/3 mayor que la imagen que se formaría si el objeto estuviese en el aire. Además, esta imagen virtual se sitúa más cerca del observador que la distancia real a la que está el objeto, es decir, tiene un efecto de magnificación similar al que produce una lente cóncava positiva. Aproximadamente, esta distancia es ¾ de la real.

Las horas de luz solar en el medio submarino no coinciden con las horas de luz en la superficie. Esto se debe a que los rayos del sol en las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde son prácticamente reflejados en su totalidad y la penetración en el mar es casi nula.

En el submarinismo, el escafandrista pasa de forma relativamente brusca de un ambiente iluminado cuando se encuentra en la superficie a un ambiente oscuro en la profundidad. Si la inmersión fuese lenta, podría producirse la adaptación a la oscuridad cuando llegara al punto en donde no haya apenas luz, pero para adaptarse a ello tendría que pasar al menos 30 minutos. Para ello es útil que el submarinista use gafas especiales con filtros rojos ya que los fotorreceptores que participan en la visión en condiciones de poca iluminación son relativamente insensibles a este color, permitiendo la adaptación a la oscuridad en unos 15 minutos.


 
Traumatismos Oculares en el Submarinismo

Gafas deportivas para submarinismo

Una de las principales causas de lesión ocular en los deportes en los que el deportista sufre un contacto directo con el agua es la irritación química del ojo por agentes como el cloro de las piscinas o la sal y agentes contaminantes en el mar. En cualquier caso, se producen lesiones en la superficie ocular en forma de queratitis punctata, que suele ser molesta pero pasajera. No hay que menospreciar el riesgo de que se añadan infecciones corneales por lo que se debe realizar una cobertura antibiótica ante la sospecha de lesión corneal en estos medios.

Las lesiones oculares secundarias a la práctica de este deporte pueden deberse a diferentes causas. Por un lado, las gafas de buceo pueden provocar un efecto ventosa sobre la cara del submarinista si éste no es capaz de compensar la presión exterior exhalando aire dentro de ellas. Este fenómeno dará lugar a la aparición de hemorragias conjuntivales que pueden llegar a ser masivas y, en casos extremos, puede desencadenar la aparición de un reflejo oculocardíaco por presión sobre el globo ocular que podría derivar la pérdida de conocimiento y ahogamiento.

 

Requerimientos que ha de cumplir la gafa de Submarinismo

Las gafas especiales para esta práctica deportiva no sirven sólo como protección ocular sino para crear una cámara de aire entre el medio acuático y el ojo, de forma que se mantenga el poder refractivo de la córnea. Si no existiese esa cámara de aire, la escasa diferencia entre los índices de refracción de la córnea y del agua, no permitiría que se produjese la refracción de la luz y, por tanto, se anularía el poder refractivo corneal.

Como para la práctica de este deporte es necesario llevar gafas especiales o máscaras para crear una cámara de aire entre el ojo y el agua, el campo visual del submarinista se ve reducido por culpa de ellas. Cuando se usan unas gafas de submarinismo estándar, el campo visual se ve reducido en el eje horizontal a 85º cuando el campo normal es de 180º. El campo visual vertical también se reduce, adquiriendo especial importancia aquella disminución que se produce en el sector inferior porque ésta es una zona del campo muy útil para el submarinista para facilitarle el control de todo su equipo y accesorios y es el área en la que realiza la mayor parte de las tareas.

Montura

Debe tener un diseño que minimice la reducción del campo visual al acercarse más a los ojos o al utilizar cristal transparente en los laterales. Esta última opción tiene el inconveniente de que, a pesar de la transparencia de los laterales de la máscara, el campo visual horizontal se ve interrumpido en la unión con el cristal central.

El material de la montura se recomienda que sea de caucho de alta calidad o de silicona con refuerzos y rigidez suficiente en la zona donde va insertado el cristal y suave al tacto en la zona que entra en contacto con la cara, debiendo ajustarse de forma adecuada a la fisonomía del buceador. La máscara ha de guardar estanqueidad para que no entre agua dentro. Es primordial que la máscara le resulte cómoda al submarinista y que se haga una buena elección del tamaño de la misma.

Lentes

La máscara de buceo actúa como una lente negativa, por ello el sujeto hipermétrope empeora y el miope se beneficia. Este dato debe tenerse en cuenta al prescribir una lente oftálmica correctora para una máscara subacuática de tal forma que debe disminuirse 0.75D si se trata de un sujeto miope y debe aumentarse si es hipermétrope.

La desventaja de que los laterales de la máscara tengan cristal también es que si no son unas buenas gafas, estos laterales provocan un efecto prismático que podría desorientar al buceador.

La lente debe ser de seguridad, es decir, de vidrio templado y nunca de plástico, y tiene que estar perfectamente ajustado a la montura mediante una especie de abrazaderas o anillos metálicos que se aprietan mediante un tornillo a presión. Una vez colocada la máscara, el cristal debe mantener un plano paralelo a los ojos del buceador.

Hoy día, las gafas de buceo que se fabrican pueden tener un solo vidrio frontal o dos para cubrir cada uno de los ojos. Aunque la elección de unas u otras obedece en muchas ocasiones a motivos estéticos, las que tienen dos vidrios tienen la ventaja de que cada uno de ellos puede ser graduado con el defecto refractivo de forma independiente. Por otra parte, el hecho de que tengan un solo vidrio o dos, también va a traer como consecuencia que el volumen de la cámara de aire que se crea delante de los ojos sea mayor para el primer caso y menor para el segundo. Éste es un dato importante a tener en cuenta según el tipo de buceo que vayamos a realizar. En el buceo con escafandra da igual la máscara que se escoja pero en el caso del buceo en apnea, son mejores las gafas que tienen dos lentes porque cuanto menor sea el volumen de la cámara de aire mejor para el apneísta ya que evitará el placaje de la máscara con un pequeño esfuerzo sin que se comprometan las pocas reservas de aire que tiene.

Si el submarinista tiene defecto refractivo y quiere una máscara que sea graduable hay que escoger aquellas que lo permitan, pudiéndose realizar sólo en las máscaras que tienen dos lentes. Si el submarinista prefiere llevar lentes de contacto,  no hay que olvidar parpadear con frecuencia para producir película lagrimal continuamente ya que por evaporación se va secando y no sólo se ve peor sino que llega un momento que estas pueden molestar.

Las lentes como SeaVision proporcionan unos colores vivos que en las profundidades se suelen perder por la falta de luz. Este tipo de lente potencia el espectro de los colores debajo del agua.  El primer color que empieza a desaparecer es el rojo y el último es el violeta. Cada lente de color correctiva añade estos colores para reemplazar los colores del espectro que se van perdiendo. El resultado son colores de los objetos más reales y más vivos debajo del agua.

Las gafas de Mares cumplen los requisitos para la práctica deportiva de esta disciplina.

967 490 722

L-V 10:00 a 14:00
17:00 a 20:30

ENVÍO GRATUITO

En pedidos superiores a 99€

DEVOLUCIÓN GRATIS

15 días a partir de la fecha de entrega

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de pautas de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies